Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31/10/09

Lo que no se aprende por comprensión, se aprende por dolor

Los reikistas crísticos solemos decir que lo que no se aprende por comprensión, se aprende por dolor.

Es ahí, en estos momentos dramáticos donde se ve con mayor claridad esta ansia de lo eterno.

Se cuenta que en el bolsillo de un joven soldado desecho por una granada en el frente de batalla, se encontró esta poesía:

Escucha, Dios yo nunca hablé contigo. Hoy quiero saludarte. ¿Cómo estás?

Tú sabes… Me decían que no existías: y yo, tonto de mí creí que era verdad.

Yo nunca había mirado tu gran obra; pero anoche desde el cráter en que cayó una granada vi tu cielo estrellado, y comprendí que había sido engañado.

Yo no sé si Tú, Dios, me estrecharás mi mano; pero voy a explicarte y me comprenderás…

Es bien curioso: en este horrible infierno he encontrado la luz para mirar tu faz.

 Después de esto, mucho que decirte no tengo; tan sólo que…  me alegro de haberte conocido.

 Pasada media noche habrá ofensiva; pero no temo: pues sé que Tú vigilas.

 ¡La señal! Bueno, Dios, ya debo irme…

Me encariñé contigo… Aún quería decirte que, como sabes Tú, habrá lucha cruenta  y quizá esta noche aún llamaré a tu puerta.

 Aunque no fuimos nunca amigos, ¿me dejarás entrar si hasta Ti llego?

 Pero… ¡si estoy llorando! ¿Ves, Dios mío?

  Bueno, Dios, debo irme. ¡Buena suerte! Es raro, pero ahora ya no temo a la muerte.

Y es que tener confianza en Dios, esperar en Él, hablarle son los mejores remedios para vencer todo temor.

Alexis Carrel decía: “El hombre necesita a Dios como necesita agua y oxígeno”.

Todo hombre y toda mujer, experimentan, a lo largo de su vida, una sed interior, espiritual, que nada ni nadie podrá calmar. Sólo Dios puede satisfacerla.

Libro de Reiki Crístico. Pág. 35
ISBN: 987-23370-0-04 
http://www.editorialdeorienteaoccidente.com/

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

 
 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: