Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Oraciones’ Category

Hay, sin embargo, muchas leyes que todavía el hombre ignora, que rigen la materia y la vida, y que no son milagros. La psicología y la parapsicología todavía no conocen del todo las fuerzas ocultas que hay en el ser humano. Por eso, la aplicación del término milagro hay que limitarla a aquellos los casos en los que se manifiesta de forma clara que se trata de un hecho sensible e inexplicable.
En El Peregrino Ruso, el autor de este libro anónimo, relata una curación milagrosa en la cual, a pesar de haber una intervención especial, se respetan las leyes de la naturaleza. Dice así:

Un día, me hicieron quedar a comer. La mujer del intendente, una muy amable señora de edad, estaba comiendo pescado asado a la parrilla, cuando, de repente, se tragó una espina. A pesar de todos nuestros esfuerzos, nos fue imposible sacársela; la señora sufría mucho de la garganta y al cabo de dos horas hubo de acostarse. Enviaron a buscar al médico, que vivía a treinta verstas de allí, y yo me volví a casa entristecido.

Durante la noche, como yo durmiera con un sueño ligero, oí de repente la voz de mi starets[1]), sin ver a nadie. La voz me dijo: -Tu patrón te curó a ti, y tú ¿nada puedes hacer por la intendente? Dios nos mandó compadecernos de los males del prójimo.
-De buena gana le ayudaría, pero ¿cómo he de hacerlo? Yo no conozco remedio alguno.
-Esto es lo que has de hacer: esa señora sintió siempre gran repugnancia por el aceite de ricino, cuyo solo olor le produce náuseas. Ve, pues, y dale una buena cucharada de ese aceite; con esto la señora vomitará, la espina saldrá fuera y además el aceite le suavizará la herida de la garganta y sanará.
-¿Y cómo podré yo hacerle tomar el aceite, si tanto horror siente por él?
-Pídele al intendente que la tenga bien por la cabeza, y échale por la fuerza el líquido en la boca.

Me desperté y fui inmediatamente a casa del intendente, a quien le conté todo al detalle. Él me replicó: -No sé para qué podrá servir tu aceite. Mi esposa tiene ya fiebre y delira, y su cuello está muy inflamado. Mas si quieres probar tu remedio, puedes hacerlo; si el aceite no hace bien alguno, tampoco hará ningún mal.

Echó el intendente aceite de ricino en un vasito, y al fin pudimos conseguir hacérselo tragar. Inmediatamente tuvo un fuerte vómito y echó la espina con un poco de sangre; se sintió mejor y se durmió profundamente.

Al día siguiente, por la mañana, volví para ver cómo iban las cosas, y la encontré con su marido tomando el té; estaba admirada de su curación y sobre todo de lo que me había sido dicho en sueños acerca de su repugnancia por el aceite de ricino, porque nunca habían hablado de eso con nadie. En aquel momento llegaba el médico; le contó el intendente cómo había sido curada, y yo le referí cómo me había curado las piernas el campesino. El médico declaró que ninguno de los dos casos tenía nada de sorprendente, pues una fuerza de la naturaleza había intervenido en ambas ocasiones.

Pero -añadió- los voy a anotar para no olvidarme. -Sacó una pluma de su bolsillo, y escribió algunas líneas en su cuaderno”.

En muchos casos se da una especie de interacción: ocurre una intervención extraordinaria, digamos divina, que ilumina a las personas para seguir el camino que la misma naturaleza le indica. Dios ilumina la mente de estas personas para que actúen de tal forma que su intervención directa no sea necesaria. En muchas ocasiones veremos que Dios utiliza y llama hombres para que sean sus intermediarios y, a través de ellos, realiza signos prodigiosos o milagros. El Reiki Crístico se fundamenta en esta premisa de que los hombres somos instrumentos en las manos de Dios.

[1] Así llama el peregrino a su asesor espiritual que ya había fallecido.

Del libro de G. MEIRIÑO FERNÁNDEZ Y M. BENETTI, Reiki Crístico, La Sanación en el Amor, De Oriente a Occidente, 2015, ISBN 978-987-23370-0-1, pp. 46-47.

Anuncios

Read Full Post »

El ángel Gabriel fue enviado a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret

 En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado de parte de Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David. El nombre de la virgen era Maria. Y entrando el ángel a dondo ella estaba, la saludó:

 “¡Salve, superdotada de gracia! El Señor esta contigo.”

 Al oír estas palabras, ella se turbó, preguntándose que querría significar este saludo. Entonces el ángel le dijo:

 “No temas Maria, porque has hallado gracia ante Dios. Mira: concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Emanuel, que significa “Dios entre nosotros”. Este será grande y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará por los siglos en la casa de Jacob y su reinado no tendrá fin.”

Pero Maria enseguida le preguntó al ángel: “¿Como va a ser eso, puesto que no conozco varón?” Y el ángel le respondió:

 “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te envolverá en su sombra; por eso, el que nacerá será santo, y será llamado Hijo de Dios. Y ahí está tu parienta Isabel: también ella, en su vejez, ha concebido un hijo, y ya está en el sexto mes… a la que llamaban estéril. Porque nada hay imposible para Dios.”

Dijo entonces Maria: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra.”

Y el ángel se retiró de su presencia.

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:


Read Full Post »

El presente Salmo es un canto de acción de gracias. Se nos indica dónde está la  verdadera fuerza del rey. Su singular grandeza y poderío le vienen de Dios.

El versículo último es la respuesta del pueblo reunido para festejar al rey. En el fondo, lo que se celebra y canta es la asistencia divina: Dios es el auténtico héroe, el único vencedor.

El texto fue extraído del libro de Reiki Crístico, Pág. 214.R-C

El salmo 21

Señor, el rey se alegra por tu fuerza,

¡y cuánto goza con tu victoria!

Le has concedido el deseo de su corazón,

no le has negado lo que pedían sus labios.

Te adelantaste a bendecirlo con el éxito,

y has puesto en su cabeza una corona de oro fino.

Te pidió vida, y se la has concedido,

años que se prolongan sin término.

Tu victoria ha engrandecido su fama,

lo has vestido de honor y majestad.

Le concedes bendiciones incesantes,

lo colmas de gozo en tu presencia;

porque el rey confía en el Señor,

y con la gracia del Altísimo no fracasará.

Levántate, Señor, con tu fuerza,

y al son de instrumentos cantaremos tu poder.

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

Este Salmo nos invita a golpear las puertas del cielo. Dios no necesita muchas palabras, necesita que confiemos en Él y de que hagamos nuestra oración con el corazón (no con palabras vacías y huecas, ya sabe lo que necesitamos).

Como dice Jesús: “Y al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo”.

Libro de Reiki Crístico

Este texto fue extraído de Pág. 213.

Salmo 17

Yo te amo, Señor mi fortaleza,

mi roca, mi baluarte, mi liberador.

Eres la peña en que me amparo,

mi escudo y mi fuerza, mi Salvador.

En el templo se escuchó mi voz,

clamé por Ti en mi angustia.

Extendiste tu mano y no caí,

tu poder del enemigo me libró.

Las olas de la muerte me envolvían,

me aguardaba la ruina,

pero el Señor venció.

Tú eres la luz que me ilumina,

quien abre mis caminos,

Tú eres mi Dios.

En el templo se escuchó mi voz,

clamé por Ti en mi angustia.

Extendiste tu mano y no caí,

tu poder del enemigo me libró.

Cuando yo invoqué tu nombre,

con mano poderosa,

me salvó tu Amor.

Son perfectos tus caminos,

tus manos me sostienen

Tú eres mi Rey.

En el templo se escuchó mi voz,

clamé por Ti en mi angustia.

Extendiste tu mano y no caí,

tu poder del enemigo me libró.

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

ORACIÓN

Glorioso Arcángel San Rafael

medicina de Dios, que guiaste a Tobías

en su viaje para cobrar la deuda de Gabelo

le preparaste un feliz matrimonio y devolviste

la vista a su anciano padre, guíanos en el

camino de la salvación, ayúdanos en las necesidades

haz felices nuestros hogares y danos la visión de

Dios en el Cielo.

Amén

El Arcángel Rafael, es el protector de los enfermos, su auxilio esta en todo momento que haya enfermedad, dolor o aflicción. Protege a los matrimonios bendecidos y cuida de la felicidad en los hogares. Sus ángeles rodean los centros de salud. El ángel de la sanación.

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

¿Quién es Abbá?


Ésta es una de las experiencias más vivas del seguidor de Jesús. “Un día —contaba una persona que estaba sumergida en la meditación—, escuché en el oído como que los angelitos me decían algo del ABBA. No sabía que querían
decirme. Pregunté qué significaba esa palabra y alguien me dijo: es la palabra que Jesús utilizaba para llamar a Dios. Es la palabra del Padre nuestro. Abbá, significa, papaíto, papá. Y lo que me estaban mostrando los angelitos —seguía contando esta persona—, es que dialoguemos con nuestro Padre, con Dios, con Abbá, con papaíto”. Cuando Jesús llama Abbá a Dios, el papaíto, muestra la paternidad. Dios es Padre bueno, tierno y cariñoso, con su hijo.

Cuando Él habla y se relaciona con su papá, lo hace como un niño que está sentado en el suelo, mirando al cielo con mucha confianza, seguro, escuchando, respetando su autoridad y mostrando que está dispuesto a obedecer a hacer la voluntad del Padre. Eso que tanto decimos los cristianos, y que tan poco hacemos.

En este diálogo, en esta charla, hay una carga de vibración tan especial, tan única, tan simple; es la confianza de saber que papaíto lo está escuchando. Nos escucha también a nosotros, si le hablamos como niños y estamos dispuestos a ser obedientes (que no es lo mismo que ser dependientes. Consiste en no decir que sí con la boca para hacer, luego, lo contrario con los hechos).
Cuando Jesús habla con papaíto, cuando ora, cuando dice Abbá, muestra la esencia de la relación de Él con Dios. Le habla como un niñito pequeño, lo invoca, lo llama con la ternura y el amor de un hijo a su padre. Si pensamos en este diálogo de Jesús con su padre, vemos el gran misterio de la misión de Jesús. El Evangelio es una guía de cómo nos tenemos que comportar, de cómo nos tenemos que relacionar, cómo podemos dirigirnos a Dios, para aprender el camino de regreso a casa.

(…)

Libro de Reiki Crístico. Pág. 209-210.

ISBN: 987-23370-0-04

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

El Padre Nuestro es la oración del Reikista Crístico

Padre nuestro que estás en los Cielos,

santificado sea tu Nombre, 

venga a nosotros tu Reino,

hágase tu voluntad en la tierra como en los Cielos.

Danos hoy, nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, 

como también nosotos perdonamos a los que nos ofenden,

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del Mal

El Padre nuestro es un reconocido mantra cristiano, de un inmenso poder, que se relaciona con todos los planos de manifestación. Desde el plano monádico hasta el físico, invocando el poder de la triada espiritual que se manifiesta en el cuaternario inferior. Estos son sonidos que al pronunciarse producen una vibración y la vibración es energía. Esto lo explicamos en el capítulo de la energía. Es la gran oración del que sigue a Jesús. En ella se esconden verdades que transforman la vida del ser humano.

La persona no es una isla olvidada en medio del mar. El ser humano no está solo, no está abandonado, sino que es importante para Dios. Tan importante que Dios, no sólo no lo deja solo, sino que le hace su hijo. De ahí que sea la oración por excelencia del que le sigue. Llama Padre, con diminutivo y confianza a Dios. Desde ahora los hombres no solo sienten la cercanía del papaíto, sino que también se sienten (porque lo son) hermanos de Jesús y hermanos entre sí.

Libro de Reiki CrísticoPág. 209

ISBN: 987-23370-0-04

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: