Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Rezar’ Category

 

Puedes rezar en cualquier lugar.

Lo conveniente es tener un  lugar de oración privado.

Elige ese espacio con cuidado, si puedes haz un altar, donde coloques los iconos–imágenes de santos o lo que a ti te inspire.

Coloca una velita, un vaso de agua, la habitación tiene que ser ventilada.

Al hacer las oraciones siempre en el mismo lugar se abre una puerta dimensional, por lo cual tienes que pedir a los ángeles del San Miguel arcángel, que te protejan antes de que empieces a rezar y, al mismo tiempo, que protejan el lugar.

Cuando he visitado algunas casas, conventos, monasterios, he intuido la habitación donde se reza o tienen el altar. Es como un tubo de luz que emite una fuerza y un calor muy agradable. Se siente la paz que emana ese espacio sagrado.

No te olvides al terminar la oración de dar las gracias a los ángeles que te protegieron y que protegieron el lugar.

María Benetti Meiriño

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Anuncios

Read Full Post »

Puedes rezar para acercarte a la luz a Dios y contemplar.

Puedes rezar por las necesidades, en busca de  protección en Dios,

Puedes rezar por la liberación, por los enfermos,

Puedes rezar por la paz

Puedes rezar por tu familia, por los amigos, por los compañeros, por los vecinos.

Puedes rezar por todas las personas del mundo, por el universo.

Puedes rezar para dar las gracias.

Puedes rezar por todas las intenciones nobles y dignas que el ser humano tiene en su corazón.

Pero, siempre, el rezo ha de tener el objetivo de buscar la luz de Dios.

María Benetti Meiriño

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

No es necesario estar todo el día arrodillado rezando, haz tu oración con fe, sinceridad, consciente que estás transitando un puente para encontrarte con tu divinidad.

Mucho más importante que el tiempo, es la fuerza de tu fe y de la sinceridad con que oras.

María Benetti Meiriño

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

Cuando rezas delante de tu altar estás procurando un dialogo entre  Dios y tú, o entre Jesús y tú, o con la Virgen o el ser de luz que has decidido dialogar. Por lo tanto, tienes que estar totalmente dispuesto y feliz de tener esa posibilidad.

¿Por qué te digo esto? Porque es normal que cuando se quiere rezar que se crucen pensamientos que te distraen, sientas molestias o aparezcan sensaciones raras.

Tienes que estar atento escuchar tu intuición para saber de donde provienen.

Si fueran de las fuerzas de la luz no te molestarían por que  ellos están para ayudarte no para alejarte de la luz, por lo tanto pide protección antes de rezar a tu ángel de la guarda y al arcángel Miguel que envié sus santos ángeles que te protejan.

María Benetti Meiriño

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

Rezar con intención de hacer el bien.

Rezar con intención de despertar la fuerza interior que tienes dentro.

Rezar con intención de hacer discernimiento para esclarecer tus pensamientos negativos.

Rezar con fuerza para rechazar pensamientos negativos de otras personas con malas intenciones.

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

Rezar es disponer al alma en búsqueda de la luz y poner al cerebro en unión con el espacio tiempo.

Puedes rezar para venerar a Dios, para hablar con Él o los seres de luz, o para pedir ayuda.

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

Porque Dios no necesita que le supliquemos, Él es amor, Él sabe de nuestras necesidades,

Somos nosotros los que queremos regresar bajo su haz de luz y lo intentamos hacer a través del rezo y de la oración para recuperar la fe, la fuerza, la voluntad o la decisión de no dejarse manipular por energías negativas que maltratan nuestra alma o, en algunos casos, la mente y el cuerpo.

María Benetti Meiriño

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: